Desarrollar una actitud intelectual positiva


Si somos capaces de vencer todo tipo de negatividad emocional acerca del yo sexual y de aceptar la importancia de los sueños para la evolución personal, entonces podemos analizar con la mente abierta los símbolos individuales que entretejen el rico tapiz de nuestra vida onírica, y descubrir cómo pueden guiarnos durante la vigilia. Este análisis de los sueños en forma activa, positiva y abierta nos sirve de ayuda en el viaje de descubrimiento y evolución del yo sexual.


Es importante aceptar que los sueños pueden contener símbolos cruciales de lo que pasa en nuestra vida sexual. 

Esta percepción consciente y la aceptación de la parte importante que tienen los sueños en la vida, permiten que el subconsciente revele con más libertad los sentimientos, actitudes y anhelos que han estado ocultos durante mucho tiempo. De esta manera, las decisiones cuando estamos despiertos (conscientes) ejercen influencia sobre la vida emocional subconsciente.

Se ha demostrado que una actitud mental positiva facilita todo tipo de actividad humana. Los estudios han demostrado que los resultados de situaciones fundamentales para el empleo, como las entrevistas de trabajo y las reuniones de negocios, las actividades deportivas, como la carrera y los juegos de competición, y el rendimiento y bienestar general de la mente y el cuerpo, todo mejora con una actitud mental positiva. El logro de resultados positivos se debe al convencimiento de que podemos superar los obstáculos, que lo vamos a hacer de la mejor forma posible, y que obtendremos beneficios positivos por el sólo hecho de tratar de hacer algo y aprender de la experiencia. Una mente positiva también resulta útil para lograr una mayor comprensión del yo sexual por medio de nuestros sueños.

En la misma medida en que aceptamos al yo sexual, que
estamos más dispuestos a trabajar sobre nuestras relaciones sexuales y más abiertos a la comunicación sexual con nuestro amante, la vida onírica mejora. El crecimiento personal con frecuencia conduce a estadios oníricos más intensos o exagerados, y a poder recordar más los sueños. 

Esto se da en especial si con anterioridad nos sentíamos nerviosos por el contenido sexual en potencia de nuestros sueños. En efecto, la capacidad para soñar aumenta a medida que todos los niveles de la consciencia están al tanto de que existe una evolución como persona sexual.

***PROPUESTA DE FORMACIÓN***

CURSO: Grafología Infantil

INSCRIPCIÓN ABIERTA ¿Cómo conocer a los niños a través de su escritura? Una de las formas más honestas y espontáneas...