Características de la persona celosa



Los celos siempre son enfermizos, solo en el momento en que dejas de poner excusas para justificar lo injustificable puedes avanzar y asumir que hay algo que no marcha bien en la actitud que tienes tú o tu pareja en la relación. La situación se complica mucho más cuando son las dos partes de la pareja las que se dejan llevar por los celos enfermizos en su día a día. En ese caso, la situación deriva en una relación enfermiza que causa un dolor inmenso.


Lo que de verdad necesita una persona celosa es encontrarse con una persona fuerte que tiene las cosas muy claras a nivel mental. 

Los celos sí tienen solución, este es el primer paso para poder avanzar y buscar una solución. La actitud del celoso surge de confundir el amor con el deseo de estar constantemente junto a la pareja y saber absolutamente todo de su vida.

Cuando alguien se siente agobiado, en realidad, está deseando huir porque a nadie le gusta ser prisionero en el amor puesto que el verdadero cariño es una manifestación de libertad. Se trata de la libertad propia de aquella persona que valora la pareja como un medio de realización personal a nivel individual y grupal.

El celoso no se comporta como el perfecto amante sino como el perfecto enemigo que desconfía de todo y ve fantasmas allí donde no los hay. Son personas que caen en actitudes tan obsesivas como leer el teléfono móvil de la pareja.

La persona celosa es obsesiva al punto de criticar a los amigos de la pareja. En este sentido, el problema aumenta cuando quien es víctima de los celos del otro, termina cediendo solo por no darle un disgusto. Recuerda que se pueden superar los celos.
Imagen - Diario Femenino

***PROPUESTA DE FORMACIÓN***

CURSO: Grafología Infantil

INSCRIPCIÓN ABIERTA ¿Cómo conocer a los niños a través de su escritura? Una de las formas más honestas y espontáneas...